Epistula muta

Un pozo pétreo dice que el otoño no ha llegado que la clemencia es un cartón oscuro muy húmedo.
No podrías beber del Leteo aunque sacrificaran como cabras al alba a toda tu famlia sé que continuarías bebiendo de las ubres de tu dulce infancia porque esto es lo poco que tienes esta es tu vida, todo esto.
Una casa azul en la barriada de las adosadas blancas dijo una vez renegar de la muerte ahora sería como no haber vivido nunca, nunca y eso sería una lástima.
Despertaría el canibalismo entre los los vivos con tal de sacarte de esta bola de cristal nevada, ojalá decirte que esta carne tuya tan rosada tan amada y tan sufrida es cárcel y es mentira, ojalá decirte que serás el agua de las cigüeñas, el viento favorable de los jinetes, el abono de un huerto que siembra la paz,
que permanecerás como tierra fértil y mojada pero no será tu triste nombre el que anuncie la alborada.
Esta bola de nieve cristalizada! tan ridícula que juraría haberme reído, a sabiendas de que me postraría ante este dios que ya conozco como Juana la Loca velando el cadáver de Felipe el Hermoso por un solo retazo de clemencia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s